mecheros personalizadosA medida que pasa el tiempo y el mundo de los negocios migra al entorno virtual, la cuestión de que un simple producto de promoción tenga un lugar importante en alguna estrategia de marketing se hace más evidente. Y realmente, en comparación con anuncios en Google y simples banners, artículos como mecheros personalizados pueden parecer rústicos, pero sólo a primera vista, ya que en realidad, estos artículos no sólo son tan efectivos como cualquier otra estrategia de marketing, sino que también ofrecen una serie de beneficios únicos que no deben pasarse por alto.

Para empezar, recordemos uno de los objetivos básicos que todos los enfoques de marketing tienen en común, y que es que el público pueda recordar el nombre de una marca comercializada y tener una opinión positiva al respecto. Una de las maneras más fáciles de lograr estos resultados es recompensando a la audiencia con algunos bienes. Y de hecho, según estudios recientes, el 80% de las personas que recibieron algún artículo promocional pudieron recordar el nombre de la marca comercializada, mientras que en el 20% de los encuestados mejoró la opinión de la marca.

Tangibilidad

Una de las principales razones por las que los artículos promocionales tienen un impacto tan fuerte en la audiencia es porque son capaces de llevar la marca a la vida diaria, o en otras palabras, porque son tangibles. A diferencia de los anuncios de televisión o algunos mensajes de marketing que tienden a desaparecer rápidamente de la memoria, los productos de promoción como los mecheros personalizados, pueden ser utilizados, y debido a esa facilidad de uso, la gente estará dispuesta a permitir el acceso de la marca en sus vidas y mentes. De esta manera, la marca podrá obtener una exposición mucho más larga entre la audiencia, y, a su vez, crear resultados más duraderos.

Asequibilidad y eficiencia

Debe mencionarse que los artículos promocionales no son generalmente demasiado costosos. Al mismo tiempo, sus efectos no se limitan sólo a las personas que los utilizan, sino también a sus familiares y amigos. Pongamos un ejemplo, los artículos promocionales como paraguas y camisetas se utilizan constantemente en público, mientras que los mecheros personalizados tienden a cambiar frecuentemente de manos durante su vida útil. Por eso, cada usuario se convierte instantáneamente en un comunicador de la marca.